antipoemas dementes y misantropicos

(Fábula de otoño). Camino de la noche cuando el guerrero se desprende del antifaz y se anuda sobre sábanas congeladas entregando su desnudez a la oscuridad. La velada se ha traspuesto transformándose en un valle espectral, lo hosco se adentra rumbo sendas de cristal. En los prístinos desvaríos de la mente se deja huella somnolienta en las curvas y en las rectas de lo espiritual. Deja anclado su renombre sus vestimentas sobre la silla desprovista de vida, solo en una carretera siniestra. Los lobos merodean entre sueños funestos y la algarabía de seres de ultratumba revolotea fantasmal en los recodos del páramo universal. Solitaria la llanura renueva las vistas que espelen trasgos variados en las esquinas de los anuarios. El polvo flota incesante sobre cortinas de tul transparente instando a los momentos a una eternidad adyacente. Luchando con las forjas de la mañana despierta de la pesadilla incongruente y ve al…

Ver la entrada original 172 palabras más

Anuncios