En Dermis

Lejanas trompetas arden en la cima de una historia

como si las viéramos dentro de nosotros

o tal vez escuchemos su música

en un anochecer cautivo y doloroso

mas el fuego nos sorprende en un mirar

transforma el cantar desde el fondo del ser

y al fin sentimos lo que la vida nos dicta

 

Anuncios