Vencidos por las noches lluviosas con las manos grandes

presiento que vendrás a regalarme un sol nuevo

lleno de luces y polvo cósmico

para renacer en la locura de un atardecer cristalino

sin olvido ni máscaras de los anteriores días y de nuestros años

ahora comprendo lo que ha pasado

el amor siempre estuvo ahí

Anuncios